3 sencillos pasos para ahorrar para emergencias

Es sabido que las emergencias no se pueden prever, suceden de un momento a otro y ponen en riesgo nuestras finanzas y estabilidad familiar.

Tres sugerencias para enfrentar de mejor manera eventos inesperados como emergencias, son:

Incluye una meta de ahorro que te ayude a tener una cantidad de dinero destinada para uso exclusivo cuando ocurren estas emergencias. A este dinero se le llama Fondo de Emergencias.

Para conformar este fondo, los expertos en el tema de finanzas familiares sugieren que apartes una cantidad equivalente a entre tres y seis veces tu ingreso mensual y si esto no es posible, la sugerencia es que apartes no menos del equivalente a un mes de ingresos.

Genera el hábito, comienza ahorrando poco, esto dependiendo de tu gasto familiar. Revisa tus gastos e incrementa mes a mes este ahorro, sin olvidar que se debe respetar su objetivo , que es poder contar con recursos en caso de una emergencia.

¡Comienza tu fondo de Emergencias! Y recuerda que este dinero no se toca, pues tiene un destino fijo, de ser extremadamente necesario, úsalo. Por ejemplo; la compra de un libro que hoy le piden a tu hijo y lo requiere para mañana.  ¡Házlo, pero recupéralo pronto!

 

Lo anterior puedes reforzarlo en:
https://www.wellsfargo.com/es/financial-education/basic-finances/manage-money/cashflow-savings/emergencies

Lupita Islas. Directora de Coordinación de Salud en Salud Cercana.