¿Sabes por qué tienes la presión alta?

DBS008

 

Lo primero que debes de saber es que no estás sólo, tú y más de 40 millones de mexicanos tienen hipertensión arterial sistémica, desafortunadamente casi la mitad de éstos tienen la enfermedad y no lo saben. El hecho de que hoy te estés informando sobre hipertensión arterial, te aventaja y te da armas para tener un control sobre ésta.

Existen dos tipos de hipertensión, la primaria y la secundaria. Sólo el 5% de los casos son secundarios, lo que quiere decir que hay alguna causa específica en el cuerpo (habitualmente problemas en el riñón), la cual al ser tratada controla la hipertensión. En este artículo nos concentraremos en la primaria, dado que es la que casi todos los pacientes mayores de 30 años tienen.

La hipertensión arterial primaria o esencial es una enfermedad multifactorial, como las otras que integran el síndrome metabólico (obesidad, dislipidemia, hipertensión arterial y sobrepeso). Esto quiere decir que tiene muchas causas (o factores de riesgo) que la detonan. Sin embargo, tampoco se trata de algo aleatorio, se debe a una combinación entre el entorno en el que vivimos, nuestra genética y las decisiones que tomamos en cuanto a nuestro comportamiento.

Los principales factores de riesgo son:

  • Edad mayor a 40 años
  • Alta ingesta de sal
  • Dietas elevadas en grasas saturadas
  • Tabaquismo
  • Inactividad física
  • Sobrepeso

Estos factores de riesgo y nuestra predisposición genética actúan en conjunto para elevar nuestra presión arterial. Los riñones son los principales responsables de la presión arterial en nuestro cuerpo y estos son algunos de los mecanismos por los cuales se altera su función:

  • “Endurecimiento” de nuestras arterias debido a la edad, grasas saturadas y tabaquismo.
  • Aumento de la cantidad de líquido en nuestro cuerpo por la ingesta excesiva de sal.
  • Detección de bajos niveles de oxígeno, lo que hace que los riñones aumenten el flujo de sangre y la cantidad de glóbulos rojos, debido al tabaquismo.

Ahora que sabes a qué se debe tu enfermedad, recuerda que hay mucho que tú puedes hacer para cambiar esos factores de riesgo. No olvides apegarte a las citas de médico, pues el cambiar tus comportamientos hará que necesites menos medicamento, sin embargo, al tener una enfermedad crónica, el control sin tratamiento con pastillas es prácticamente imposible.


Dr. Daniel Bernal. Director de Creación de Salud en Salud Cercana. Cédula Medicina General 6463131, Cédula Medicina Interna 8475811, Certificado por los Consejos de Medicina General y Medicina Interna.